FinFisher, otra herramienta más con la que nos espían

finfisher

Es evidente que el Estado nos vigila, y que cada día más utiliza herramientas informáticas de alto nivel para ello. Hace unos meses salió a la luz, tras el hackeo a la empresa italiana HackingTeam, que tanto Policía Nacional, como CNI y Guardia Civil habían contratado sus servicios con fines diversos, como el de espionaje masivo de teléfonos Android. Ahora es el turno de FinFisher, spyware utilizado por el gobierno en sus laboratorios de inteligencia. Si bien se hizo pública su existencia en 2011 desde entonces ha cobrado fuerza y, hoy por hoy, hay 32 países sospechosos de usarlo, incluido el estado español. Otro dato importante es que parece ser que terceros países están colaborando, es decir, se generan redes entre los estados, cediendo datos obtenidos. Evidentemente, todo en la sombra.

El programa cuesta 3 millones de euros y pertenece a Gamma Group International, empresa especializada en vigilancia y espionaje informático. Su funcionamiento pasa por infectar al objetivo a través de un archivo malicioso (troyano), que puede tener la apariencia de actualización de seguridad, complemento de navegador… Los objetivos no se limitan a computadoras, también afecta a teléfonos. Una vez infectado el spyware recolecta información del equipo (conversaciones, textos, webcam, descarga de datos, correos…). Es decir, el/la operador/a de FinFisher, tiene acceso remoto al objetivo, por lo que puede hacer prácticamente lo que quiera en él.

Ya es preocupante pensar que pueden infectar a sus «objetivos» de esta manera, pero además, hay que recordar que estos sistemas no buscan simplemente atacar a un individuo concreto, si no que se aspira a un medio de control total. Como ya se desprendía de los correos extraídos de las bases de datos de HackedTeam, lo que necesitan es un sistema tecnológico que no siga a un individuo, si no que proporcione datos de forma masiva.

Si bien esto puede ser noticia, no debemos sorprendernos. En los últimos años el estado español a invertido tiempo y dinero en avanzar en este tipo de sistemas. Por ello debemos ser precavidxs, mantenernos segurxs y aprender a usar las herramientas existentes con el fin de preservar nuestra privacidad y ponérselo difícil. No importa para qué utilicemos tanto el ordenador como el teléfono, se trata de generar una cultura de la seguridad, se trata de establecer medidas que frenen sus avances.
Existe multitud de documentación en la red de como hacerlo.

Anarquistas…

Extraído de ContraMadriz vía La Rebelión de las Palabras

Más información: https://wikileaks.org/the-spyfiles.html

This entry was posted in Noticias and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *